Joek Finance

Preguntas Frecuentes

Sobre los seguros en general

¿Para qué sirve un seguro de defensa jurídica?

El seguro de defensa jurídica, en general, está pensado para hacer frente a los gastos que se le puedan causar al asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento judicial o administrativo (ya sea para reclamar o para defender), y a prestarle los servicios de asistencia jurídica, judicial y extrajudicial.

Normalmente garantizan la cobertura de los gastos de los honorarios profesionales, de las fianzas y los gastos urgentes derivados de un juicio. También pueden cubrir el asesoramiento y consejo presencial especializado, la vigilancia en boletines oficiales, la redacción de documentos legales como contratos, o la defensa y reclamación de herencias. Este seguro está dentro de los seguros de asistencia, es decir, que no indemnizará al asegurado sino que ofrece un servicio (asesoramiento o abono de los gastos que correspondan).

¿Un seguro a todo riesgo cubre cualquier daño?

No. Todos los seguros tienen unos límites y  unas exclusiones que vienen reflejadas en el condicionado de la póliza. Denominar “todo riesgo” a un seguro significa que cubre un conjunto muy amplio de riesgos, pero nunca puede llegar a cubrir todas las situaciones posibles.

¿Qué es la letra pequeña de una póliza?

Popularmente, se interpreta la “letra pequeña” como:

  • Añadir muchos detalles a algo que no lo necesita como una manera de ocultar información importante.
  • Utilizar un lenguaje muy complicado, lleno de detalles técnicos, para que el lector no lo entienda.
  • Utilizar un tamaño de letra muy pequeño, que dificulta o imposibilita la lectura del texto.

Con el fin de proteger a los asegurados, la redacción de los contratos debe ser clara y precisa. De hecho, está legalmente establecido que las limitaciones que tenga el seguro se destaquen de modo especial.

¿Puede la aseguradora negarme la contratación de un seguro?

Sí, las entidades de seguros deben seleccionar sus riesgos con criterios técnicos objetivos con el fin de garantizar el servicio y las prestaciones comprometidas con todos los asegurados y, en definitiva, garantizar también su continuidad como empresa.

Si una compañía de seguros considera que asegurar algo supone un riesgo para su solvencia y para la protección de sus asegurados, puede negar la contratación del seguro al mismo.

La entidad aseguradora puede rechazar realizar un seguro a una comunidad de propietarios sobre un edificio muy antiguo debido al riesgo intrínseco que representa o, por ejemplo, si su historial de daños por agua es extenso.

¿Qué diferencia hay entre el agente de seguros y el corredor en el pago de las primas?

En primer lugar, conviene distinguir dentro de los mediadores a los agentes de seguros de los corredores.

Los agentes de seguros son profesionales que trabajan para una o más compañías, en función de para quién trabajen se distingue entre:

  • Agentes de seguros exclusivos: trabajan con una sola entidad aseguradora.
  • Agentes de seguros vinculados: trabajan con varias entidades aseguradoras.

Los corredores son expertos que ofrecen asesoramiento profesional e independientes, sin mantener vínculos con entidades aseguradoras, a quienes quieran contratar un seguro.

Así, los importes abonados al agente de seguros exclusivo se considerarán abonados a la entidad aseguradora, mientras que los importes abonados por el cliente al agente de seguros vinculado no se entenderán realizados a la entidad aseguradora salvo que, a cambio, el agente de seguros vinculado entregue al tomador del seguro el recibo de prima de la entidad aseguradora.

El pago de la prima efectuado al corredor no se entenderá realizado a la entidad aseguradora salvo que, a cambio, el corredor entregue al tomador del seguro el recibo de prima de la entidad asegurador

Sobre los seguros de automóvil

¿Me pueden sancionar si conduzco un vehículo sin seguro?

Sí. Según establece el Real Decreto Legislativo 8/2004, relativo a la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor, conducir sin seguro es una infracción que conlleva la inmovilización del vehículo y sanciones que van desde los 600 hasta los 3.000 euros.

Cualquier vehículo matriculado que circule por el territorio nacional deben tener un seguro que cubra, como mínimo, la responsabilidad civil. Es el conocido como seguro “a terceros”, que cubre los daños materiales y/o personales que un conductor pueda provocar a otros con su vehículo.

¿Qué sucede si extravío la póliza?

La entidad, a petición por escrito del usuario, tendrá obligación de expedir copia o duplicado de la misma, la cual tendrá idéntica eficacia que la original.

¿Cómo se rellena la Declaración Amistosa de Accidente?

La Declaración Amistosa de Accidente (DAA) es un documento que tiene como objetivo fundamental agilizar las tramitaciones de los daños materiales originados por el uso de vehículos de motor.

Rellenar una DAA es muy sencillo, sólo hay que seguir las siguientes recomendaciones:

  • Escribe con claridad: rellena los datos con letra mayúscula y evita confundir los datos del vehículo A (columna de fondo azul) con los del B (columna de fondo amarillo).
  • Rellena todos los datos posibles.
  • Utiliza sólo un formulario para una colisión entre dos vehículos.
  • Fíjate bien en la columna central, que es la que determina las circunstancias del siniestro.
  • Si hay testigos del accidente, anota su teléfono y dirección.
  • Si hay lesionados o más vehículos implicados, rellena el apartado correspondiente.
  • Dibuja un croquis del escenario del accidente.
  • Firma el parte, comprueba que el otro conductor también lo hace y quédate con una copia del mismo
¿El seguro de automóvil tiene cobertura en el extranjero?

Para que el seguro de auto tenga cobertura en el extranjero el asegurado deberá ponerse en contacto con la compañía de seguros y solicitar la Carta Verde, en caso de no tenerla. En la Carta Verde vendrá el listado de todos los países donde el Seguro de Responsabilidad Civil está vigente.

¿Puedo asegurar un coche con matrícula extranjera?

Sí, algunas aseguradoras proporcionan cobertura.

Sobre los seguros de hogar

¿Puedo contratar un seguro de hogar si la comunidad de vecinos tiene ya contratado uno?

Sí, el seguro de la comunidad sólo cubre los desperfectos ocasionados en las zonas comunes. Con un seguro de hogar se protegen las situaciones que ocurran en la vivienda privada, fundamentalmente. Además, el seguro de la comunidad no cubre el mobiliario de la vivienda.

Por ejemplo, si se produce una avería en una tubería y se provocan daños por agua a un vecino, si no se tiene un seguro de hogar, el propietario de la vivienda deberá hacerse cargo de los gastos de reparación. 

 

¿Quién recibe la indemnización si se produce un siniestro en una vivienda alquilada?

Dependerá de si el siniestro afecta al continente o al contenido. Si los daños fueran producidos al continente, es decir, a la estructura del inmueble, la compañía de seguros indemnizará al propietario de la vivienda. Pero si el siniestro afecta al contenido la aseguradora reconocerá como beneficiario al dueño de los bienes asegurados (puede ser el propietario de la vivienda o el inquilino).

¿Tengo que comunicar al seguro la renovación del mobiliario?

Tanto si se renueva el mobiliario como si se incorporan nuevos bienes es conveniente revisar la lista de los bienes asegurados para, en caso de ser necesario, ampliar o modificar la póliza. La mayoría de los seguros de hogar permiten reajustar los capitales asegurados y, por lo tanto, modificar las primas en función de las nuevas incorporaciones.

¿Puede un banco obligarme a suscribir un seguro de hogar cuando contrato una hipoteca?

La normativa española del mercado hipotecario no exige suscribir ningún seguro al contratar la hipoteca. Sin embargo, el banco sí puede someter, en uso del principio de libertad de empresa, la concesión de un préstamo al cumplimiento de ciertos requisitos, entre ellos la contratación de un seguro de hogar.

Normalmente, los bancos ofrecen condiciones más ventajosas en el préstamo si el seguro se contrata con la compañía aseguradora vinculada a la entidad bancaria que concede el préstamo. En estos casos, y si el cliente lo considera preferible, se recomienda negociar con la entidad la posibilidad de suscribir el seguro con otra entidad diferente que cubra idéntica contingencia.

En cualquier caso, la contratación del seguro debe hacerse siempre con el consentimiento del cliente.

Sobre los seguros de vida

¿Es obligatorio someterse al chequeo médico que solicita la aseguradora para contratar?

La Ley española no dice nada al respecto por lo que rige el principio de autonomía de la voluntad de las partes. Esto quiere decir que una persona puede negarse a someterse al chequeo médico pero, en ese caso, es muy posible que la aseguradora rechace realizar el seguro.

Para contratar determinadas modalidades de seguros de vida, las compañías aseguradoras necesitan conocer el estado de salud de sus asegurados, así como otras cuestiones, para evaluar el riesgo al que se enfrenta y, en consecuencia, ajustar la prima adecuada.

¿Puedo cambiar los beneficiarios en cualquier momento?

El tomador del seguro puede modificar tantas veces como desee a los beneficiarios, normalmente, mediante escrito dirigido a la compañía de seguros o en el testamento. En el primer caso, la nueva designación de beneficiarios deberá realizarse explícitamente identificando la póliza sobre la que se realiza la modificación.

¿Puedo contratar más de una póliza de vida?

, se puede tener varias pólizas de vida contratadas al mismo tiempo.

¿Es obligatorio contratar un seguro de vida cuando me conceden un crédito hipotecario?

En la actualidad las entidades financieras suelen exigir la contratación de este seguro a la vez que se formaliza el préstamo hipotecario. Sin embargo, su contratación no es obligatoria.

 

 

Sobre planes y fondos de pensiones

¿Qué hace la entidad gestora de un Fondo de Pensiones con mis aportaciones?

Las aportaciones económicas que cada persona realice al plan de pensiones, sumadas a las del resto de partícipes, forman el activo de los Fondos de Pensiones, que será invertido en interés de los partícipes y beneficiarios. De este activo se obtienen las futuras prestaciones.

¿Un partícipe puede suscribir más de un Plan de Pensiones?

No existe un límite máximo de Planes de Pensiones por persona. Lo que debe tener en cuenta el partícipe es que la suma de las aportaciones que realice a la gama de Planes de Pensiones que posea no podrá superar el límite anual establecido legalmente en función de su edad.

¿Se pueden dejar de hacer aportaciones al Plan de Pensiones durante un cierto tiempo?

Sí, se pueden dejar de hacer aportaciones al plan de pensiones en cualquier momento. El capital acumulado continuará creciendo en función de la revalorización del fondo en el que esté integrado. A los partícipes en esta situación se les denomina partícipes en suspenso.

¿Puedo disponer, en cualquier momento, de las cantidades aportadas al Plan de Pensiones?

El partícipe no puede disponer libremente de las cantidades aportadas por él o por el promotor al plan de pensiones. Sólo puede recibir sus derechos en caso de producirse alguna de las contingencias cubiertas por el plan.

Generalmente, las contingencias que dan derecho al cobro de las prestaciones, son las siguientes:

  • Jubilación.
  • Incapacidad laboral total y permanente para la profesión habitual o absoluta y permanente para todo trabajo, y la gran invalidez.
  • Fallecimiento, en cuyo caso recibirán la prestación los beneficiarios designados por el partícipe.
  • Dependencia severa o gran dependencia del partícipe.

Esta situación tiene dos excepciones. Los derechos de los planes de pensiones podrán hacerse efectivos, en su totalidad o en parte, en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración, siempre que lo contemplen las especificaciones del plan y con las condiciones y limitaciones que éstas establezcan.

Sobre los seguros autónomos y empresas

¿Qué es un seguro de responsabilidad civil?

El seguro de Responsabilidad Civil profesional permite la cobertura de los daños económicos generados por las faltas, fallas, errores o negligencia durante la ejecución de una actividad laboral. Este seguro puede ser contratado por personas autónomas (profesionales) y empresas con el fin de resguardarse ante errores u omisiones (materiales, humanas) que traigan consecuencias a terceros durante la ejecución de una actividad laboral.

En la actualidad la mayoría de los seguros de este tipo incluyen una amplia gama de profesiones como: ingenieros, docentes, economistas, arquitectos, constructor, abogado, administradores, médicos, consultores, forenses, veterinarios, animadores, chef, fotógrafos, enfermeras, contadores, personal de seguridad, entre otros.

¿Es obligatorio el seguro de responsabilidad civil?

Los seguros de responsabilidad civil tienen un objetivo concreto: prevenir el perjuicio económico que puede suponer reparar daños causados por actos interviniendo culpa o negligencia. Es decir, se trata de garantizar que se nos haremos cargo de la indemnización a los afectados por cualquier daño que hayamos podido causar. En algunos casos son obligatorios para acciones cotidianas como conducir o para el desarrollo de ciertas actividades profesionales.
Muchos son los clientes que nos han planteado dudas como ¿Si soy un autónomo o pyme es obligatorio el seguro de responsabilidad civil profesional? ¿Qué coberturas son las más importantes? Antes de nada vamos a establecer qué diferencias hay entre un seguro de responsabilidad civil general y uno profesional.

La Administración es quien fija los supuestos que deben contar con el Seguro de Responsabilidad Civil. La lista es muy extensa, pero aquí dejamos a grandes rasgos, una lista de algunos casos en los que sí es obligatorio su contratación:

– Profesionales, personas jurídicas o entidades sanitarias en el ámbito privado
– Profesionales financieros y administradores concursales
– Corredores de seguros y abogados
– Técnicos y empresas dedicadas a la conservación de ascensores
– Actividades de espectáculos u ocio
– Complejos deportivos
– Empresas de restauración y hostelería
– Empresas de transporte colectivo público y escolar
– Agencias de viaje
– Espectáculos taurinos y pirotécnicos

Diferencias entre el seguro de responsabilidad civil general y el seguro de responsabilidad civil profesional

El seguro de responsabilidad civil general garantiza al asegurado la cobertura por daños materiales o corporales y perjuicios causados a terceros en el desarrollo de una actividad asegurada.

La Responsabilidad Civil Profesional cubre los daños económicos, patrimoniales o físicos derivados de errores ya sean por omisión o negligencias en la ejecución de la actividad profesional. Estarían por tanto incluidos aquellos causados por el profesional o por las instalaciones donde ejerce su actividad profesional, o también causados por algún empleado.

Dependiendo del tipo de actividad, el profesional necesitará un seguro de RC Profesional o uno General, o ambos en algunos casos.

¿Quién puede contratar un seguro de responsabilidad civil profesional?

Por un lado encontramos a los autónomos o trabajadores por cuenta propia. También están incluidos las pymes y las micropymes.
Para la contratación de este tipo de seguros es necesaria presentar la titulación académica correspondiente o, en algunos casos, la acreditación del colegio de profesionales que demuestre que el profesional está habilitado para ejercer su profesión.

¿Para qué sirve un seguro de Comercio Multipyme?

Todos los negocios afrontan una serie de riesgos que pueden hacer que el negocio cese su actividad abruptamente. Los Seguros de Comercio protegen tus intereses y aseguran que tu negocio seguirá funcionando pase lo que pase.

Quiero asegurar mi flota ¿Existe un mínimo de vehículos para asegurar?

Algunas aseguradoras piden un mínimo de 10 vehículos para asegurar, pero existen soluciones para flotas más reducidas. Ponce y Mugar te presenta seguros con las mejores condiciones independientemente del número de vehículos.

¿Qué es un seguro colectivo?

Las empresas con el fin de brindarles una mayor protección y seguridad laboral a todos sus empleados, contratan seguros colectivos. Se trata de un tipo de seguro que cubre a un grupo de personas que trabajan dentro una misma empresa, tratando a cada persona asegurada de forma individual. Este tipo de seguros se clasifican dependiendo del grupo que abarque:

¿Qué tipos de seguros colectivos hay?

– Seguro colectivo nominado: abarca un grupo pequeños.
– Seguro colectivo innominado: empresas más grandes, se agrupan los aseguradores por área.
– Seguro colectivo por convenio: seguros más detallados en función de los riesgos de la empresa.
Como se señaló anteriormente este seguro está destinado a las personas que trabajan para una empresa o cualquier asociación (sindicatos, club) formada legalmente. El representante de ese grupo de personas es el responsable de contratar el servicio ante una empresa aseguradora legalmente establecida tomando en cuenta los beneficios que aporta a los trabajadores, las condiciones (plazo de espera), el tipo (de vida, de accidentes, gastos médicos, de jubilación) así como el límite de la cobertura.

Obligatoriedad del seguro colectivo

En la actualidad no existe una normativa que regule la obligatoriedad de un seguro colectivo para las empresas. Pero es muy recomendable las empresas que tienen más riesgo laboral, como medida de protección para su equipo. Además, el seguro colectivo ofrece una serie de ventajas.

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible